Tábara

La Villa de Tábara es desde la más remota antigüedad un auténtico cruce de caminos entre Zamora y Galicia entre Benavente y Portugal, a un paso de cualquier sitio, lo cual le convierte a día de hoy en un lugar estratégico y privilegiado para la práctica del Turismo Rural de Interior Cultural y Verde. 

Sin lugar a dudas una de las Villas con más historia de España y prueba de ello es su emblema la Iglesia Románica de Santa María, con su esbelta torre, declarada Monumento Histórico Artístico el día 3 de junio de 1931. El templo fue consagrado en 1137 por el Obispo Roberto de Astorga. La Biblia Mozárabe de la catedral de León confirma en la biografía de San Froilán la ya existencia en el siglo IX del Monasterio de San Salvador de Tábara, fundado por él, que luego sería Obispo de León, tras llegar a estas tierras junto a San Atilano, que sería luego Obispo de Zamora. Se afirma que llegó a albergar hasta seiscientos monjes de ambos sexos. En el escritorio de su Torre Alta y Lapídea finalizaba el monje Emeterio, el 27 de julio del 927 el famoso Beato de Tábara, uno de los libros del alto medievo más importantes de la Península Ibérica, iniciado por su maestro, Magius, del qué él era calígrafo, y donde posteriormente, en el 975, culminaría también junto a la monja Ende y a Senior el Beato de Gerona. 
El Lunes de Pascua se celebra la Romería Popular de San Mamés y San Blas en el santuario situado en la Sierra de la Culebra, antaño acudían hasta allí los trece pueblos del Marquesado de Tábara con sus autoridades, insignias y pendones, siendo típicas las Danzas Guerreras del Paloteo. 

Sus fiestas de "La Asunción" son otro atractivo en agosto.  Entre sus hijos más ilustres destaca León Felipe Camino Galicia nacido en la Villa el 11 de abril de 1884, Viernes Santo un poeta universal que fue a morir a Méjico.